humidificadores para respirar mejor

Humidificadores para respirar mejor

Con la llegada del verano, el aire acondicionado se convierte en nuestro principal aliado para soportar las altas temperaturas. En zonas costeras puede servir incluso para compensar el exceso de humedad del ambiente. Pero en lugares con un clima más seco, los climatizadores favorecen esa sequedad y sus consecuencias.

La falta de humedad en el ambiente provoca sequedad en las fosas nasales y entorpece la respiración. También afecta a las pieles secas, sensibles o atópicas, que necesitan más hidratación que el resto.

Una forma de compensar los efectos del aire acondicionado es el uso de humidificadores que, como su propio nombre indica, aportan humedad al ambiente facilitando la respiración cuando el aire es muy seco. También están indicados cuando existe congestión nasal por resfriados o alergias, y son un complemento muy necesario cuando hay bebés o niños en casa, frecuentemente afectados por infecciones respiratorias.

Humidificador Clabi

El grado de humedad deseable para mantener el confort ambiental es, aproximadamente, del 50%. De esta manera las mucosas se resienten menos, algo que se agradece especialmente cuando existen resfriados, rinitis, alergias, sinusitis o hemorragias nasales frecuentes, y se evita que la piel sufra agresiones a causa de la sequedad ambiental.

En lugares húmedos, el uso de humidificadores es innecesario. No se trata de crear un microclima tropical en casa, sino de lograr el grado de humedad óptimo para alcanzar el máximo confort. Por ello, si los cristales se empañan o hay gotas de agua en las paredes, está claro que sobra humedad. Pero si se vive en un lugar seco y además se utilizan bombas de calor o aires acondicionados, que tienden a resecar más el ambiente, el humidificador puede ser de gran ayuda.

Un correcto grado de humedad en el aire permite también eliminar la electricidad estática y contribuye a prolongar la vida de los muebles de madera, que se ven afectados por la sequedad ambiental.

Tipos: Humidificador Chicco

Un humidificador es un aparato bastante sencillo que transforma, mediante distintos sistemas, el agua que contiene en el tanque en humedad que pasa a formar parte del ambiente. Existen distintos tipos de humidificadores, aunque básicamente se pueden dividir en dos grupos: los de vapor caliente (o vaporizadores) y los de vapor frío.

Humidificador Chicco, vapor caliente

Los vaporizadores de aire caliente utilizan la evaporación del agua por calor, aportando de este modo humedad al ambiente, como cuando abrimos el grifo de la ducha. Tienen la ventaja de que, al hervir el agua, la vaporización está libre de contaminación. Además, en su inmensa mayoría, son compatibles con el uso de esencias aromáticas, por lo que cumplen una doble función. No obstante, los difusores de esencias o eucaliptos para descongestionar las fosas nasales no son recomendables para bebés y niños menores de un año.

Los humidificadores en frío suelen funcionar generando vapor a partir de agua fría gracias a vibraciones de alta frecuencia que el oído humano no puede percibir (ultrasonidos). Tienen la ventaja de que son no pueden provocar quemaduras y no modifican la temperatura del ambiente, por lo que se pueden usar sin problemas en verano. Además, en el caso de los ultrasónicos, son muy silenciosos, por lo que se adaptan muy bien al uso nocturno.

En Pharmabuy, contamos con interesantes descuentos tanto en humidificadores fríos como calientes que, en el caso de la marca de humidificador Chicco, una de las más comercializadas, sobre todo para uso infantil, incluye de forma gratuita los gastos de envío.

Algunos consejos de uso

  • El uso de humidificadores está recomendado cuando el grado de humedad del ambiente es muy bajo; cuando se usan calefacciones o aires acondicionados que resecan el ambiente; cuando existen resfriados, alergias, rinitis, asma o infecciones de las vías respiratorias altas que impiden respirar con dificultad; cuando se tiene piel atópica y el ambiente es muy seco.

Humidificador en frío Chicco comfortneb

  • No debe colocarse al alcance de los niños, sobre todo si es de vapor caliente.
  • El difusor de vapor no se debe orientar directamente hacia las personas ni hacia aparatos eléctricos o fuentes de calor.
  • El agua del humidificador se debe cambiar cada día, aunque el tanque aún conserve agua del día anterior. Y es recomendable limpiarlo minuciosamente después de cada ciclo de funcionamiento.
  • Es recomendable limpiar y secar bien el tanque cuando no se va a usar. La permanencia prolongada de restos de agua en el aparato puede favorecer la aparición de bacterias.
  • Para evitar la acumulación de cal en el humidificador, se puede emplear agua destilada. Una vez por semana, se puede hacer una limpieza con agua y vinagre de vino blanco para eliminar la cal incrustada.

3 pensamientos en “Humidificadores para respirar mejor”

    1. Hola Margarita. Ambos humidificadores ayudan a descongestionar pero, en este caso, el caliente permite añadir aceite de Eucalipto o Synus que ayuda a despejar las vías aéreas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>